La disminución de bienes de una herencia

Asesoramiento en materia de herencias.
Las leyes, están para cumplirlas.

¿Se puede desheredar a un hijo cediendo bienes a otros familiares?

La Audiencia Provincial de León acaba de confirmar que es ilegal desheredar a un hijo, cediendo bienes a otros familiares previamente con el fin de descapitalizar la legítima. La resolución judicial se retrotrae quince años atrás y obliga a una familia a reincorporar los haberes donados, durante dicho período de tiempo, al inventario de la herencia que pretendía ser minorada.

Esta resolución confirma otra del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de La Bañeza e implica que las disposiciones que atenten contra la parte legítima de una herencia para reducirla pueden reintegrarse posteriormente a la masa hereditaria, sin sujeción a ningún tipo de plazo. En el caso que nos ocupa, se han tenido en cuenta los últimos quince años de vida del fallecido, aunque podría haberse ido más atrás de haber existido documentación acreditativa.

Los hechos se refieren a una familia, en la que el padre trató de reducir su masa hereditaria, a través de donaciones en favor de una hija y en detrimento de un hijo. El cabeza de familia pretendió, de esta manera, mermar el inventario de bienes y, en consecuencia, el valor del tercio de legítima para perjudicar al vástago varón.

Así las cosas, el auto de la Audiencia Provincial de León reconfigura el inventario de bienes a repartir y recalcula los tercios de legítima, libre disposición y mejora. En concreto, se devuelven a la masa hereditaria alrededor de 68.000 euros, el 50 por ciento de una vivienda, un chalé y una finca rústica. Todos estos bienes habían sido donados en vida a la hija. A los mismos hay que añadir 9.000 euros y once parcelas que habían sido cedidas a una nieta.

La hija beneficiada por las donaciones y cesiones debe ser la encargada de aportar, en dinero o en bienes, la diferencia resultante del aumento de la legítima y así compensar al hermano perjudicado, según indica Enrique García, del bufete de abogados Peydro4, de Valencia.

Casos como el descrito son habituales en nuestro país. Sin embargo existen pocas impugnaciones, debido al desconocimiento que existe sobre esta materia o por las dificultades a la hora de acreditar las reducciones de las masas hereditarias.

La resolución de la Audiencia de León obliga a reflexionar sobre ciertos actos cotidianos (incluir a un hijo en una cuenta bancaria, por ejemplo), que pueden tener trascendencia legal y suponer una disminución de los bienes de la herencia, con las consecuencias que tendría dicha acción de existir discrepancias entre los herederos.

Desheredar a un hijo según la legislación española

El Código Civil establece que la desheredación sólo puede darse por alguna de las causas expresamente indicadas en la ley y ha de hacerse en forma de testamento. Señala el artículo 852 que “son justas causas para la desheredación, en los términos que específicamente determinen los artículos ochocientos cincuenta y tres, ochocientos cincuenta y cuatro y ochocientos cincuenta y cinco, las de incapacidad por indignidad para suceder…”. El 853 añade igualmente que “serán también justas causas para desheredar a los hijos o descendientes…: 1ª Haber negado, sin motivo legítimo los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda, 2ª Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

El precepto 756 del mismo texto legal fija como causas de indignidad para suceder:

  • Haber sido condenado por sentencia firme por atentar contra la vida, o a pena grave por haber causado lesiones o por haber ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al causante.

  • Haber sido condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es el causante, su cónyuge, descendientes, ascendientes…

  • Haber acusado de forma calumniosa al causante de un delito grave, siendo condenado por denuncia falsa.

  • Haber amenazado con violencia y obligado al testador a hacer testamento o a modificarlo.

  • Haber impedido, con los métodos anteriores, la firma de testamento o la revocación del que tuviese hecho.

Recientes sentencias del Tribunal Supremo optan por hacer una interpretación flexible de estas causas de desheredación, adaptándolas a las nuevas realidades y valores de la sociedad contemporánea.

Existen pocas resoluciones judiciales análogas a la de la Audiencia Provincial de León, apunta Carlos Carretero, abogado de Barcelona, pero las dictadas hasta ahora son contundentes y van formuladas en la misma dirección. La sentencia objeto de este post puede ser determinante, en procesos en los que el objeto de disputa es una cantidad monetaria considerable o una gran herencia, por ejemplo.

Más información en la web de GMA Abogados

Especializacion en derecho sucesorio

Esta extremadamente amplia competencia notarial, que ya traté para las declaraciones de herederos en este post hace que el Notario receptor de la solicitud deba valorar su competencia, y solicitar documentación que acredite en virtud de qué criterio es competente, para hacerlo constar en el acta que autorice. Lo afirmado en el párrafo anterior nos lleva de cabeza al estudio de los dos últimos puntos que queremos resaltar de la figura del administrador y que en nuestra opinión van íntimamente unidos: ¿ Hasta cuándo dura su cargo ? y ¿ Pueden los llamados a la herencia ser además administradores de la herencia ? La LEC señala en los procesos que regula (realmente dos como son el de división de patrimonios hereditarios y el de aseguramiento de los derechos de los acreedores del causante) que la intervención judicial que se decreta en ambos supuestos cesa, si no antes por otras causas, en cualquier caso en el primer supuesto cuando concluye la división del caudal y en el segundo cuando el acreedor cobra o es afianzado. Esta forma especial, supone la ventaja sobre la aceptación de herencia de que el heredero no responde de las deudas de la herencia con todo su patrimonio.

Sí que hay interesantísimos estudios como los de mis compañeros a los que me remito para las numerosas cuestiones que resultan invariables con la nueva normativa y que no son objeto de este post. Por ello, si se cumple con la formalidad exigida y ésta no responde a la realidad, debería hacerse en el inventario por el heredero una reserva de la situación en que, a su juicio, la deuda se encuentra, para evitar que el silencio pueda ser interpretado como un reconocimiento de lo alegado por el acreedor. Sin embargo, no puedes disponer de ningún bien de la herencia. considera que no es preciso y en igual sentido se pronuncia el art 461-15,3º del CC . En líneas generales podemos considerar que la postura judicial respecto del BI es tendente a facilitar su ejercicio conforme al espíritu del CC lo que se demuestra claramente en tres extremos: el primero en la no existencia de sentencias que basadas exclusivamente en la no utilización de la vía judicial declaren nula una aceptación a BI ; el segundo en la generosidad del plazo para concluir el inventario, incluso más allá del señalado por el CC y en tercer lugar en exigir no ya meramente “ culpa o negligencia “ del heredero en la no conclusión del inventario conforme al art 1018 sino algo más: dolo o actitud maliciosa para perder el beneficio .

El heredero, sucesor universal, subingresa en la titularidad del patrimonio del causante, es decir, en todas las relaciones jurídicas activas y pasivas del causante que no se hayan extinguido por su muerte. Se considera que el ámbito propio es el del derecho de deliberar, pues es cuando se cumple literalmente las dos exigencias del 1020; en definitiva se parte de que nos encontramos ante un supuesto de herencia yacente. Ese precepto, cuya dicción es clara, plantea sin embargo una duda de gran repercusión práctica: ¿ Se aplica sólo a la sustracción u ocultación posterior al fallecimiento o se aplicará también a la que tiene lugar antes (a veces días antes) del óbito del causante ? Algunos autores como O´CALLAGHAN se pronuncian abiertamente por la afirmativa, opinión que sin embargo no podemos compartir dada la naturaleza claramente sancionadora del precepto que nos impide extenderla más allá de lo que señala su letra. La desheredación es privar de la legítima a las personas anteriormente nombradas y sólo puede hacerse por testamento por las causas fijadas en la Ley. En caso de optar por reservarse el derecho, se le deberá advertir expresamente del plazo del artículo 1019, que luego veremos, y de que de no manifestarse expresamente quedará como heredero puro y simple.

¿QUIÉN RECIBE LOS BIENES DE UNA HERENCIA SI SE MUERE UNA PERSONA SIN TESTAMENTO? Una vez que una persona fallece sin testamento, los bienes irían en primer lugar para sus hijos y descendientes, en segundo lugar y en su defecto, para sus padres o ascendientes y, también para el cónyuge viudo. ¿TIENEN LOS MISMOS DERECHOS HEREDITARIOS LAS PAREJAS DE HECHO QUE LOS MATRIMONIOS? Es una pregunta bastante habitual y la respuesta es negativa. Sin embargo, con escaso acierto, la S de la AP de Soria de 16 de febrero de 2007 sí considera aceptación tácita solicitar de los Bancos y Cajas certificados de los préstamos y cuentas corrientes y sus saldos y para ello lo justifica diciendo que “…. La conveniencia de dejar testamento El testamento se puede otorgar en cualquier momento de la vida de una persona, por muy pocas propiedades que posea, siendo el preferible el llamado testamento abierto, que es el que se otorga ante Notario, con su asesoramiento previo, y que suele ser el más frecuente en la práctica, siendo el único que tiene una eficacia directa, es decir, no hay que realizar ningún trámite judicial. Desde luego la letra del CC no es un prodigio de claridad y podría entenderse que siempre es necesario el inventario judicial.

LA SUCESION INTESTADA: LA DECLARACION DE HEREDEROS. No obstante lo cual (¡Oh, paradoja!) mantiene la eficacia de un testamento cuyo autor omite la institución de heredero, el nombramiento de quien pueda ser su sucesor universal, verdadera esencia de la sucesión mortis causa. Pero ¿ante qué Notario?. artículo 15 de la LPI, pues salvo designación expresa de alguien por parte del autor, “el ejercicio de estos derechos corresponderá a los herederos”). Lo mismo cabe decir respecto de la herencia expresa a favor del mismo o cualquier otra corporación pública conforme a la Ley de Patrimonio de las Administraciones públicas (art 20,1º de la Ley 33/2003 de de noviembre ). La concreción de la sucesión mortis causa se desenvuelve básicamente según lo establecido por la voluntad del difunto o causante, pero combinándose con la existencia de reglas imperativas establecidas a favor de ciertos familiares del causante y, finalmente, previendo la existencia, de forma supletoria, de una serie de normas dirigidas a ordenar la sucesión en el supuesto de que el difunto no haya establecido o determinado el destino mortis causa de su patrimonio.

La construcción que supone la institución de heredero , como dijo es de origen legal y difícilmente puede el testador cambiarla , por ejemplo , estableciendo que no suceda a título universal, que no entre en posesión de los bienes o que no requiera aceptación para ser heredero siendo imposible la repudiación. Nadie puede morir testado en una parte e intestado en otra. Es decir, respondes como si hubieses aceptado la herencia sin ningún beneficio. Si en la solicitud inicial te reservaste el derecho a decidir si aceptas o no la herencia hasta que no se confeccionase el inventario, dispondrás ahora, que ya hay inventario, de un plazo de 30 días para decirle al Juez si aceptas o no. Y dispone que cualquier fallecido ha de tener, de modo necesario e ineluctable, un sucesor. Acontece lo mismo cuando es la ley la que ordena que el sucesor que nombra sólo pueda recibir una cuota y nada más que esa cuota de la herencia, aunque dé a tal sucesor el nombre de heredero. Dependiendo del tipo de vida que lleve el testador o causante, de la cantidad de bienes que tenga o de la ubicación de los mismos, será más conveniente realizar un tipo de testamento u otro.

En caso de vivir en lugar distinto, el plazo es de 30 días. Aceptada la herencia a beneficio de inventario ¿subsisten los derechos y acciones que la herencia tuviere contra el heredero? El apartado 2º del artículo 1.023 del CC determina que el heredero ?conserva contra el caudal hereditario todos los derechos y acciones que tuviera contra el difunto?. Finalmente, la titularidad de heredero se puede recibir bien por una delación legal (a lo que se denomina sucesión legítima o ab intestado) o bien por voluntad del causante (sucesión testada o por testamento). Además, esta actuación “pro inventario” debe tener en cuenta la lógica de los plazos reales: Cómo mínimo hasta que no han pasado quince días a contar desde el fallecimiento del causante no podemos acceder al certificado de defunción y de últimas voluntades, por lo que no podemos saber si hay o no testamento, o, en caso de haberlo, cuál es el último. ¿Desde cuándo se computará el plazo para la formación del inventario en el caso de aceptación de la herencia a beneficio de inventario? El auto de la Audiencia Provincial establecía lo siguiente: Aducen los apelantes que el cómputo del plazo para la formación del inventario judicial debe iniciarse no desde la fecha de la escritura de16 de junio de 2004 en que los demandantes aceptan la herencia a beneficio de inventario, sino desde la del día 12 de noviembre de 2004, en la que se incluye la totalidad del pasivo de la herencia, incluyendo la deuda que desconocían al otorgar la primera escritura, y cuando el artículo 1.013 del Código Civil establece la exigencia de fidelidad y exactitud del inventario, y no ser factible que se omita ni tergiverse en nada la composición del patrimonio relicto, o el estado de las deudas pendientes, o se silencie alguna con ánimo de hurtarla a las responsabilidades hereditarias.

Señalar respecto de la aceptación ante el juez que la misma cabe aunque el testador haya prohibido la intervención judicial (S de 22 de junio de 1923) y por otra parte que igual que es válida la aceptación ante cualquier notario o cónsul no lo es ante cualquier juez, sólo ante el competente para dicho tipo de juicios, hoy en la actual LEC procedimiento para la división de la herencia regulado en los arts 782 y siguientes de la LEC. Legitimarios o forzosos: los herederos legítimos que tienen derecho a impugnar un testamento que los perjudica. La ventaja principal del beneficio de inventario es que la deuda se paga con la herencia y no se traspasan al patrimonio del heredero. Así la S de la AP de Murcia de de junio de 2012, la S de la misma AP de Murcia de 18 de marzo de 2009 y la S de la AP de Castellón de 21 de marzo de 2011 señalan claramente que la aceptación a BI no tiene eficacia si no se acompaña en plazo el inventario. d).- El que venciera en la acción judicial reclamando una herencia de la que otro se encuentra en posesión más de un año (art 1021 CC). Los pobres llamados a una herencia. Impugnación de actos simulados o fraudulentos. Su solicitud se presenta ante juez competente , no siendo válida la vía notarial, al contrario de lo que sucede en dicho territorio con el BI.

La conclusión es que el heredero deberá procurar dicho acuerdo unánime, que deberá constar en el acta notarial que recoge el expediente y en caso contrario o recurrir a la vía judicial o bien pagar de su propio peculio, satisfaciendo al acreedor. Sólo puede establecerse por testamento. Hay dos formas de división y adjudicación de la herencia, mediante acuerdo de todos los herederos, lo que permite, una vez se han realizado una serie de gestiones legales y pago de tributos correspondientes, fundamentalmente, impuesto de sucesiones, que varía dependiendo de cada Comunidad Autónoma, la adjudicación de los porcentajes correspondientes a cada heredero. Respecto de la formas de la notificación es evidente que cabe utilizar la notificación por acta notarial. En primer lugar, existen dos tipos de procesos: testamentario e intestado. Por todo ello estimamos que a los efectos del artículo 1014 CC debe no tenerse en cuenta los bienes inmuebles, en contra de lo afirmado por las dos SS de las Audiencias citadas. Petición y reclamación judicial de herencias y legados. Los menores sometidos a patria potestad.

En el supuesto de que no alcanzasen los bienes para abonar todos los pagos, establece el artículo 1.031 CC que “no alcanzando los bienes hereditarios para el pago de las deudas y legados, el administrador (tanto si eheredero como si no lo es) dará cuenta de su administración a los acreedores y legatarios que no hubiesen cobrado por completo y será responsable de los perjuicios causados a la herencia por culpa o negligencia suya”. Mediante la vía notarial tanto el inventario de bienes como la aceptación de la herencia requieren Escritura Pública. Este importante avance supone una mejora importante para las herencias cuyos bienes se hallan en diversos países, puesto que hacía mucha falta una regulación común de toda la UE en la materia, a la que todavía no se ha llegado, pero se está en el camino, y esta solución evita la renuncia que se venía produciendo en los casos en los que los bienes que conformaban la herencia se encontraban en diferentes países, así como los casos en los que los herederos no residían en el país cuyas leyes regulaban la herencia, desconocían las mismas y suponía un desplazamiento, así como unos costes que desconocían, y que solían ser elevados. (Artículo 658). Igualmente habrá de propugnarse que las facultades de carácter personalísimo sensu stricto, sobre todo las de naturaleza extrapatrimonial, tampoco pueden transmitirse a los sucesores.

Si hubieran más deudas que activo, pueden los herederos instar declaración de concurso de acreedores en el plazo de meses. 4º Los demás bienes cuya enajenación sea necesaria para el pago de deudas, o para cubrir otras atenciones de la administración de la herencia. En nuestro Derecho son ejemplo de adquisiciones moda-les, es decir de unas adquisiciones mortis causa no sucesorias, y siempre testamentarias. Técnicamente no es una deuda pero en tanto que el patrimonio del causante (en general conforme al art 1911 CC) garantizaba el pago de la deuda principal deben hacerse constar en el inventario y debe citarse sin duda al acreedor garantizado. Respecto de si le heredero puede realizar mientras no se pague a los acreedores actos de administración, incluso de disposición de los frutos, debe tenerse en cuenta que la herencia se encuentra en administración (art 1026 CC) y que , salvo disposición expresa del testador, la administración corresponde a los herederos que no pueden realizar actos de enajenación que impidan a los acreedores cobrarse con los bienes de la herencia.

Pagar el impuesto sucesorio NO implica dicha aceptación tácita según la S de la AP de Burgos de 15 de diciembre de 2010 y la de la AP de Pontevedra de 26 de enero de 2006, citando ambos en su apoyo la S del TS de 20 de enero de 1998; en igual sentido se manifestó la S de la AP de Alicante de de diciembre de 2009 que cita en su apoyo la del TS de 22 de junio de 1923. No obstante, en nuestro despacho, se asesora al cliente del modo de realización, así como de toda la tramitación que conlleva posteriormente y de la forma más adecuada de otorgar testamento con la finalidad de evitar problemas de legalidad de la disposición testamentaria, así como de otorgar el que más se adecúe a sus circunstancias personales. En este caso al viudo le corresponde el usufructo de la mitad de la herencia. En nuestra opinión hay que reconducir la cuestión al Derecho de Obligaciones , en tanto que el heredero al solicitar el BI ha asumido unas obligaciones específicas y entre ellas conforme al art 1028 pagar a los acreedores por su orden, salvo caución. Por tanto, en línea de principio, es requisito fundamental la formación del inventario para gozar de dicha limitación de responsabilidad. Por ello, la aceptación beneficiaria se puede obtener mediante solicitud de cualquier llamado a la herencia, incluso en el caso de que el testador se lo haya prohibido, teniendo lugar la misma conforme dispone el artículo 1.011 ?ante Notario, o por escrito ante cualquiera de los Jueces, que sean competentes para prevenir el juicio de testamentaría o ab intestato?, como luego se verá.

Otra cosa diferente es el contenido de la citación. El ejercicio de acciones relativas a los bienes relictos implica dicha aceptación (SS del TS de 14 de marzo de 1978 y 15 de junio de 1982). A propósito del precepto anterior, en cuanto a la venta de bienes hereditarios y la remisión hecha a la Ley de Enjuiciamiento Civil, hoy, debemos acudir al artículo 803 de la LEC 1/2000 que dispone, literalmente, que ?1. Este artículo establece como objeto del anuncio solamente la existencia del expediente, es decir, que se está formalizando el inventario de la herencia de determinada persona, ante un determinado notario. Es una situación que se produce en la práctica y que puede resultar interesante debido a que el testador se asegura que determinados bienes o lotes de bienes los heredan determinadas personas o siguen la sucesión testamentaria y sus normas legales y otros bienes, que le son más indiferentes o sobre los que le da igual disponer, se rigen por las normas de la sucesión intestada conviviendo ambas opciones sobre el patrimonio de una misma persona. La segunda, que circunscribe en exclusiva al Notario la competencia para tramitar el inventario. Pero si no ha testado o, haciéndolo, no ha nombrado sucesor universal, es preciso saber, en primer lugar, cuáles son las personas vivas al fallecer el causante, a las que corresponda sucederle conforme a los criterios legales que antes se indicaron; y realizar mas tarde su nombramiento de eventuales sucesores, y librar para los nombrados el titulo sucesorio formal habilitante en el tráfico.

Es posible que quien posea un patrimonio quiera establecer en un testamento la forma y medida en que haya de pasar a sus herederos. Cuando la notificación deba hacerse en un domicilio en que el notario autorizante carezca de competencia territorial creemos que no es posible que el notario requerido envíe directamente la notificación por correo, sino que debe hacerlo a través de compañero con competencia territorial en el domicilio del requerido o notificado. En nuestro país el CC permite expresamente que el inventario se formalice ante notario, pero también es cierto que su regulación se aleja, afortunadamente para los catalanes, del tufo a desconfianza respecto del heredero que rezuma nuestro CC. Finalmente vamos a plantear la posibilidad de utilizar mecanismos testamentarios que directamente puedan evitar la responsabilidad “ ultra vires “ independientemente de los que tienden a evitar una aceptación tácita que imposibilite el ejercicio posterior del BI como son los antes expuestos del nombramiento de administrador o del legado del usufructo universal. Por lo que respecta a la forma de la aceptación a BI, debemos recordar que la aceptación de una herencia, en todas sus modalidades, es siempre un acto formal, o sea, debe reunir una de las formas concretas que exige el CC y no cualesquiera.

Estas personas, en el caso de existir, les corresponde una parte de la herencia (les corresponderá más o menos parte en función del caudal hereditario y de con quien concurran), y no podemos evitarlo, salvo causas de indignidad o desheredación, que se llama en el CC, y que, cuando concurren, permiten que algunas de las personas anteriormente nombradas, pierdan esa parte que la Ley tiene reservada para ellas. El CC habla de ellos en general (no sólo para el BI) en el art 1083 señalando que podrán intervenir a su costa en la partición para evitar que ésta se haga en fraude o perjuicio de sus derechos. Así en los casos de la herencia deferida a favor del Estado, a los pobres, la herencia en situación en concurso y el contemplado en el artículo 1021 Cc puede sostenerse lo afirmado. Nuestros profesionales se encargarán de hacer toda la tramitación necesaria. Serían los siguientes: a). Valoración del activo. Si no hay nada de lo anterior, el Estado.

Las causas de desheredación del cónyuge son, sin embargo, haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales, o los que dan lugar a la pérdida de la patria potestad, haber negado alimentos a los hijos o al otro cónyuge y, por último, haber atentado contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediado reconciliación. Se queda en sucesor singular, en un legatario de cuota, de parte alícuota o parciario. ¿PUEDO DEJAR A UNA PERSONA ENCARGADA DE ADMINISTRAR LOS BIENES DE MI HERENCIA PARA CUANDO YO FALLEZCA? La respuesta es sí. Dicho “ vencimiento en juicio “ exige, según que recaiga sentencia firme, ya que si el proceso concluye por acuerdo transaccional el demandante no queda protegido por dicho precepto, salvo que acepte a BI dentro de plazo y con los trámites ordinarios. Sin embargo desde el punto de vista práctico, dada la falta de claridad o mejor dicho la ausencia de una regulación procedimental específica, dado igualmente que el art 793 LEC para la formación del inventario en el proceso judicial así lo exige, y además el hecho indudable de que el expediente del BI puede afectar a los demás herederos ( ya que la limitación de responsabilidad del que así acepta puede afectar negativamente al que aceptó pura y simplemente) parece aconsejable citar a todos , incluso lo que aceptaron sin dicho beneficio, para evitar la posible nulidad del expediente que se pudiera declarar judicialmente, y más cuando en cualquier caso para adjudicarse posteriormente en la partición los bienes será necesario el concurso de todos los herederos, salvo que haya nombrado contador-partidor o que el testador hubiera realizado por sí mismo la partición. En tales casos la irregularidad es patente, pero su remedio no lo es menos.

Ante esta exigencia caben varias posibilidades, la primera que la contestación del saldo pendiente sea correcta, en cuyo caso lo lógico es pasar por ella, segundo que no sea correcta o que el heredero discrepe de su contenido y la tercera que el acreedor no conteste, en cuyo se incluirá la totalidad de la deuda. Por otra parte, por lo que dice, parece que su padre no ha hecho testamento, aunque lo mejor para asegurarse es pedir información en el Registro de Actos de Última Voluntad. Puesto que la herencia se compone tanto por los bienes y derechos del fallecido como por sus deudas y obligaciones, en la partición deberá inventariarse y ser objeto de adjudicación tanto los bienes como las deudas del fallecido. Mientras que el legatario es la persona designada por el testador en el testamento para que reciba algunos bienes concretos de la herencia. El inventario, que realiza el Secretario judicial, contendrá una relación de bienes de la herencia, de las escrituras y papeles de interés que se encuentren, y una relación de deudas. Cónyuge. Entre las más importantes han de situarse, sin la menor duda, el incumplimiento o el cumplimento incorrecto, incompleto o insuficiente, de las obligaciones que el testador tenía con sus legitimarios. Aceptación de la herencia Tanto la aceptación como la renuncia de la herencia son la manifestación de voluntad del heredero o legatario para hacer saber si quiere o no ser heredero o legatario.

Si eres heredero y quieres acogerte a dicha modalidad (siempre y cuando tengas en tu poder los bienes de la herencia o parte de ellos) deberás solicitarlo ante el juez de 1ª Instancia del lugar del fallecimiento del familiar que te deja los bienes. Dada, repetimos, la finalidad de garantía de aquel y la diligencia que se le exige al heredero creemos que debe realizar la citación también a los acreedores desconocidos. Y que tampoco ha valorado en justicia el enorme coraje que los redactores del Código necesitaron para romper un precedente tan arraigado en nuestro Derecho histórico. Si el causante ha testado, su testamento podría contener el nombre de la persona que le haya de suceder. El artículo 744 del Código Civil, dice que “Podrán suceder por testamento o abintestato los que no estén incapacitados por la Ley.” Los derechos a la sucesión de una persona se transmiten desde el momento de su muerte.(artículo 657 Código Civil) La herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona que no se extingan por su muerte. Por lo tanto, en los casos de aceptar la herencia a beneficio de inventario se produce una sola aceptación, con responsabilidad por deudas y cargas con efectos limitados ?responsabilidad intra virus?, es decir, que con la aceptación a beneficio de inventario se consigue, como principal efecto, la limitación de la responsabilidad por las deudas y cargas del patrimonio del causante, separándolo del patrimonio del heredero.

En un sentido similar se pronuncian y señalando este último que incluso en el caso del art 891 siempre habrá heredero, aunque se prescinda de la declaración de herederos intestados permitiéndose que los legatarios liquiden la herencia ellos solos, que paguen las deudas y que se posesionen de los bienes sin intervención del heredero como ya señaló la DGRN en lejana resolución de 30 de diciembre de 1916 y hoy consagra el art 81 RH. Son varias las circunstancias que hay que tener en cuenta a la hora de repartir los bienes, derechos y obligaciones del causante (fallecido): los bienes y deudas que conforman su patrimonio, si realizó o no testamento, quienes son sus herederos forzosos, etc. En nuestra opinión, la posición activa adoptada por el heredero al solicitar el BI, la falta de una norma específica que excluya la notificación al acreedor particular, el interés evidente y legítimo de éste, que reconoce el art 1083, y el hecho de que por la actuación del heredero se le esté “ perjudicando “ respecto del acreedor hereditario nos podría empujar a pensar que es conveniente su citación. El CC en ningún precepto señala que haya que citar a las coherederos, ya que el artículo 1014,2º habla sólo de citar a acreedores y legatarios y por otra parte el artículo 1007 señala expresamente que un llamado podrá aceptar pura y simplemente y otro a BI.

SUCESIÓN TESTADA E INTESTADA. Por ello el acreedor podrá obligar, en nuestra opinión, a que se le preste fianza conforme al art 1082, tanto si la deuda no está vencida como si lo está pero aún no está satisfecha. Hermanos e hijos de hermanos. No obstante, cuando se trate de créditos litigiosos o dudosos debe dejarse claro que la citación no implica reconocimiento de la deuda, sino tan solo cumplimiento de la formalidad legal exigida por el legislador, pues sería muy peligroso para el heredero que ello pudiera interpretarse como un allanamiento o confesión favorable a quien reclamo al causante. Los testamentos permiten agilizar los procedimientos que no se pueden evitar cuando una persona fallece, evitando además problemas que pueden darse entre los diversos herederos, y permitiendo la continuidad de empresas, de determinados bienes en la familia o simplemente dejando los bienes de la manera que consideramos más conveniente. En defecto de todos ellos, será competente el Notario del domicilio del requirente. En ningún caso creemos que haga falta en el caso de distribución de toda la herencia en legados parciarios que se nombre a un administrador como exige ya que los legatarios del cien por cien de la herencia son los únicos titulares del patrimonio hereditario y por ello, como titulares del mismo los únicos legitimados para continuar las relaciones jurídicas del causante sin necesidad de recurrir a ese carácter casi mágico que rodea al heredero proveniente del Derecho Romano.

Si la contestación es que sí tiene en su poder la herencia o parte de ella, deberá manifestar expresamente que no ha transcurrido el plazo de treinta días a contar desde aquél en que supiere ser tal heredero, tras haber sido informado debidamente por el Notario. Los herederos suceden al difunto, por el solo hecho de su muerte, en todos sus derechos y obligaciones. Laguna legal. CUESTIONES Pero además, y sin embargo, con el sistema adoptado por el Código, a la antedicha suplencia total se le va a añadir una suplencia parcial, nacida de la declarada compatibilidad de ambos cauces sucesorios cuando el testamento es válido aunque carezca del nombramiento de sucesor universal. Y, la consecuencia final es que, en caso de beneficio de inventario, “el heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia sino hasta donde alcancen los bienes de la misma”, de modo que su patrimonio previo no responderá ni ante acreedores ni ante legatarios del causante.

Así, el citado precepto dispone que ?en uno y otro caso, el heredero deberá pedir a la vez la formación del inventario y la citación a los acreedores y legatarios para que acudan a presenciarlo si les conviniere?. Lo que afirma es que se pague al que se presente primero (que en cualquier caso nosotros consideramos que lo será concluido el inventario no antes) . el del lugar en el que estuviere ubicado la mayor parte del patrimonio del difunto. Y eso es una cosa que personalmente no entiendo: Que los periódicos y muchos comentaristas pongan más énfasis en contar (algunos de manera muy poco objetiva) lo de las bodas y los divorcios notariales que lo de la renovación de una forma de aceptación hereditaria que puede ser utilísima a la sociedad. Estas figuras permiten que asegurarse el testador, ya que sólo se puede realizar mediante testamento, que sus bienes, se den las circunstancias que se den cuando fallezca, es decir, que el heredero no quiera, no pueda o haya disfrutado de ella durante un tiempo, heredará otra del gusto del testador, y que éste determine. Aceptación a beneficio de inventario La aceptación a beneficio de inventario es una forma de aceptar la herencia con la que los herederos no responden de las deudas de la masa hereditaria.

Además, creemos que en ese sentido parece apuntar la LEC que recoge para el administrador de los bienes de la herencia en proceso de división que no pueda enajenar o gravar, salvo respecto de los bienes que pueden deteriorarse, los que sean de difícil y costosa conservación y los frutos (art 803), aunque el último párrafo de dicha norma procesal siembra la duda sobre si la necesidad de autorización judicial para la venta se refiere sólo a la venta para pagar deudas hereditarias o también a las antes reseñadas. Así, caso de que los legitimarios sean descendientes, en tal concepto no suceden sino en dos tercios de la herencia. LA SUCESION TESTADA: “EL TESTAMENTO”: El testamento es el acto por el cual una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o parte de ellos. “Existe una laguna legal en relación a las previsiones a adoptar por el notario en relación a la administración y custodia de los bienes hereditarios, debiendo colmarse con lo previsto para la herencia yacente” Previsiones en relación a la administración El artículo 1020 Cc dispone: “Durante la formación del inventario y hasta la aceptación de la herencia, a instancia de parte, el Notario podrá adoptar las provisiones necesarias para la administración y custodia de los bienes hereditarios con arreglo a lo que se prescribe en este Código y en la legislación notarial”.

En nuestra opinión la vía más adecuada, además de la notificación por acta es la de la remisión por correo a través de Notario. Nosotros entendemos que son actos de naturaleza diferente: la venta para pagar deudas tiene naturaleza dispositiva y precisa autorización judicial, mientras que la venta de los frutos y de los bienes de difícil conservación es un acto de administración y no de disposición. Pero además la expresión tener en su poder “ los bienes de la herencia o parte de ellos “ es un concepto indefinido no ya por lo que respecta al significado de la expresión “tener en su poder “ los bienes sino desde el punto de vista cuantitativo. Si no hay descendientes, ascendientes A falta de ascendientes, cónyuge. A este respecto conviene recordar la doctrina de la DGRN en el sentido de que tendrá eficacia notificadora si del acuse de recibo resulta haber sido entregada. Pasado el cual has perdido tus derechos hereditarios.

En nuestra opinión, al igual que sucede con el contador-partidor, los herederos pueden prescindir el administrador en cualquier momento una vez que hayan aceptado la herencia. Abogados, gracias a la amplia experiencia en Derecho Sucesorio con la que cuentan nuestros profesionales, estamos al servicio de nuestros clientes para garantizar la defensa de sus intereses, dentro de un contexto de seguridad, solvencia jurídica y cercanía. En cuanto al usufructo de la mitad de su madre, con el fallecimiento de su padre, la propiedad de esta mitad ahora se consolida en usted, que pasa de ser nuda propietaria a propietaria de pleno derecho. Otra cuestión diferente es si el heredero tiene potestad o no para aceptar o no como acreedores a los que se presenten sin estar previamente citados. Respecto de los legatarios la necesidad de citarlos deriva de los antes citados arts 1014 y 1017. La escritura de partición puede realizarse en la Notaría que libremente elijan los herederos y ha de ser firmada por todos los herederos. Aunque el art 1017 habla de prórroga concedida por el Juez, de formularse el inventario por vía notarial creemos que siempre que la prórroga esté justificada puede el heredero en la citación establecer un plazo superior o incluso habiendo realizado una previa citación modificar el plazo de cierre previa nueva notificación a acreedores y legatarios. La forma, en este caso forma “ real “, forma parte de su naturaleza.

A ello hay que añadir que el Tribunal Supremo se pronunció acerca de este hecho estableciendo que la culpa o negligencia ?debe probarse? (sentencia de fecha 7/06/1922). Dicho lo anterior no llegamos a entender la necesidad de que haya heredero en tanto que el testador puede haber dispuesto de todos sus bienes concretos a favor de legatarios concretos y puede querer no tener heredero o bien, como reconoce , que en cualquier caso si alguno ha de haber que sea el Estado, mas cuando la posición de los acreedores del causante está suficientemente protegida no tanto por el art 891 que actúa en el ámbito interno de los legatarios, sino más bien por la preferencia para el cobro de su derecho sobre el de los legatarios (que se deduce de preceptos como el art 1034 y 1082 CC), por la posibilidad que el Ordenamiento les otorga ( que en vida del causante no tenían) de que le afiancen su posición (art 1082 CC) y además por las normas de la LEC que les permite solicitar la intervención de la herencia, solicitar el nombramiento de administrador y oponerse a la entrega efectiva de los bienes mientras no se les pague o afiance (art 796,3º).

Como dice el artículo 764 se llamará a los herederos legítimos en el “ remanente de los bienes “, si los hubiera añadimos nosotros . Y lo ordena así porque entiende que lo contrario sería injusto y provocaría unas consecuencias destructivas del orden familiar y social. Debe tenerse en cuenta que el art 52,4º de la LEC vigente señala claramente que “ en los juicios sobre cuestiones hereditarias, será competente el tribunal del lugar en que el finado tuvo su último domicilio y si lo hubiera tenido en país extranjero, el del lugar de su último domicilio en España, o donde estuviere la mayor parte de sus bienes, a elección del demandante “. Debe efectuarse en el plazo de los 10 días siguientes a saberse heredero si reside en el lugar donde hubiese fallecido el causante, o dentro de los 30 días siguientes si reside fuera de ese lugar. En principio, cuando concurre con hijo/s le corresponde 1/3 del haber hereditario, es decir, de toda la herencia, de los bienes y derechos que la conforman.

Si hubiese aceptado o gestionado como heredero los mismos plazos, 10 ó 30 días, a contar desde que hubiera aceptado o gestionado como tal (art 1015). Acuda al despacho de abogados y permita que le prestemos asesoría jurídica en esta materia. El “dies a quo” será el siguiente al día en que supiera ser tal heredero. En caso de no tener en su poder la herencia, ni haber realizado ningún acto como heredero, estos plazos empezarán a contar desde la fecha en la que el juez le inste a su aceptación o repudio. La sucesión universal no es, como se podría entender, la que implica de modo necesario la adquisición de la totalidad de la herencia. Realmente el heredero romano , por lo menos en la época clásica, era algo más que un mero sucesor en las relaciones jurídicas activas y pasivas del finado, estando revestido del carácter de continuador de la domus romana, de los dioses, los bienes y los antepasados de aquella que en él se perpetuaban. A su vez los herederos pueden ser: Legítimos: los que heredan en la sucesión abintestato. En realidad ello es consecuencia de la doctrina jurisprudencial, incluida la del Tribunal Constitucional, al resaltar la importancia, en todos los órdenes jurisdiccionales, de la efectividad de los actos de comunicación procesal como contenido de la tutela judicial efectiva.

La Ley podría cambiar ese tipo de responsabilidad y establecer, como sucede en Aragón, que la responsabilidad es limitada pero ello requeriría una afirmación legal expresa que hoy no existe, ya que antes al contrario la norma vigente proclama el criterio romano tradicional de la responsabilidad ilimitada. También existe la sustitución fideicomisaria, para que una persona herede después de que otra haya heredado durante un tiempo y disfrutado de los bienes. Aunque se podría discutir si la cualidad de administrador la puede atribuir sólo a alguno y no a todos de los llamados a la herencia, consideramos que el estudio de esa cuestión merecería un apartado demasiado largo y por ello aconsejamos que actúen conjuntamente todos los llamados a la herencia. lo mismo ocurre si renunciamos a la herencia, que no será necesario renunciar al legado. En el caso de que no existan ninguna de las personas citadas en el texto anterior y una vez sobrepasado el cuarto grado de parentesco, ya corresponden los bienes al Estado, así como a diversas instituciones de beneficencia del domicilio del testador. Mi padre falleció anteriormente,

¿Tengo derechos a la herencia de mi abuelo? ¿Qué es eso de aceptar la herencia a beneficio de inventario? Se puede aceptar la herencia simplemente o a beneficio de inventario. a).Mecanismos para evitar una aceptación tácita: el administrador de la herencia y el legado de usufructo universal. Contenido del requerimiento notarial Existe un contenido legal necesario que es la citación a los acreedores y legatarios “para que acudan, si les convienen, a presenciar el inventario” (artículos 1014 y 1017 Cc y 67.3 LN). La personación en juicio entablado por el causante, asumiendo su posición procesal implica aceptación tácita según la S de la AP de Baleares de 22 de enero de 2008, la de la AP de Madrid de 23 de diciembre de 2009 y la del TS de 27 de junio de 2000. Nace la sucesión intestada, la legal o legítima en función supletoria que en este caso es de, como en Derecho romano, suplencia total. II.b.1. Para poder practicar la partición a instancia de los perjudicados, y con su conformidad, el heredero-legitimario habrá de reconocer tales derechos y su cuantía, que en la partición deberán ser abonados con cargo a la cuota que el artículo 806 declara ”reservada” a los legitimarios. El sistema se combinaba con otra idea, esencial en el orden testamentario de Roma: la que negaba la validez de todo testamento en el que faltase institución de heredero, que era considerada caput et fundamentum totius testamenti.

No es sin embargo esa la postura que siguen autores como y que estiman que no pueden demandar los legatarios parciarios a los deudores del causante ni ser demandados al no suceder en las relaciones jurídicas activas y pasivas del mismo. Por tanto, entiendo que ya no cabe la formalización judicial del inventario. En consecuencia, ¿habiendo pluralidad de herederos, cómo van a heredar varios a título universal una misma masa patrimonial? La respuesta correcta debe o puede desenvolverse en distintos planos: cuando son llamados a la herencia considerada en su globalidad por cuotas partes o cuando, aun distribuyendo los bienes el propio testador o asignándoles bienes concretos, quiere que accedan a ellos a título de heredero. Los anuncios deberán estar expuestos durante el plazo de un mes”. Recuerde que conforme al derecho español son herederos forzosos el cónyuge y los hijos y a falta de éstos, los padres.

Es muy importante otorgar testamento por todos los trámites que se le ahorran (en un sentido de esfuerzo y sin duda económico) a los herederos, además de para poder dejar los bienes a las personas que consideramos que deben de recibirlos, pudiendo prever situaciones que, sin duda, se dan en la vida ordinaria, tales como si una persona no puede o no quiere heredar, o si fallece antes de que muera el causante, y una infinidad de circunstancias que pueden darse y que se pueden dejar solucionadas con el asesoramiento que se realiza en abogados, por parte de verdaderos profesionales en derecho de sucesiones. ¿ Por qué recoge el BI nuestro CC ? ¿ Por qué frente al sistema general de responsabilidad ultra vires le permite limitar su responsabilidad ? La respuesta es clara: al heredero se le impone la obligación de pagar o afianzar las deudas del causante y satisfacer los legados, y todo ello en garantía de los mismos. La iniciación del procedimiento de inventario.

Diferencias entre la condición de heredero y legatario: Los herederos adquieren ipso iure la posesión civilísima de los bienes hereditarios, mientras que los legatarios han de solicitarla a los herederos. Así cuando de acreedores solidarios se trata, a nuestro juicio, bastará la notificación a cualquiera de ellos, conforme al artículo 1141 Cc, pero si fuera mancomunados o parciarios creemos que deberá notificarse a cada uno de ellos, al considerarse que el crédito se considera dividido en tantas partes como acreedores haya (artículo 1138 Cc). La aceptación de la herencia puede ser expresa o tácita, mientras que la renuncia siempre debe ser expresa y formalizada en un documento público y auténtico, ya sea por vía notarial o judicial.

¿Quién correrá con los gastos del inventario de los bienes hereditarios, aceptada la herencia a beneficio de inventario? En relación a las costas del inventario y los demás gastos originados por la administración de la herencia aceptada a beneficio de inventario y la defensa de sus derechos, ?serán de cargo de la misma herencia? (artículo 1.033 CC), con la excepción de aquellas costas ?en que el heredero hubiese sido condenado personalmente por su dolo o mala fe? (artículo 1.033 CC). Por la vía judicial sería mediante un juicio ordinario de división de herencia por la jurisdicción voluntaria, que no produce efectos de cosa juzgada. Por otra parte a la muerte de un miembro del grupo familiar no se abre la sucesión de tipo romano, sino que el patrimonio permanece indiviso en manos de los grupos familiares cuyos miembros individualmente no pueden disponer del patrimonio familiar, especialmente de los bienes inmuebles, pudiendo disponer sólo de los muebles.

La obligación del heredero es citar al acreedor y éste tiene derecho a exigir la fianza pero si no ejercitar su derecho no tiene aquel mayor obligación. A efectos sucesorios en relación con los bienes muebles los círculos parentales se agrupan según los parientes masculinos (parientes de espada o lanza) o femeninos (parientes de rueca o huso) (véase tema 17, 1), en cuanto a los inmuebles rige el principio de troncalidad. Creemos además que es posible que el testador exija que dicho cese se haga constar con carácter constitutivo en escritura pública, exigencia formal que no viola norma jurídica alguna y que puede tener un carácter fuertemente protector del heredero en el caso, que vamos a estudiar a continuación, de que el testador designe administradores a los llamados como herederos, evitando que se dude sobre si el acto lo han realizado como meros administradores o ya bien como herederos que han aceptado y han dejado de ejercer aquel cargo. ¿Cuál es tu situación actual?

¿Tienes varios hijos y quieres darle más parte de la herencia a uno de ellos? ¿O quieres que uno de tus hijos se quede un bien concreto? ¿No quieres que tus hijos te echen de tu casa si fallece tu marido o tu esposa? ¿Convives con tu pareja sentimental desde hace varios años, no tienes hijos y no sabes qué pasará si uno de los dos fallece? ¿Te has enfadado con tus hijos, o con uno de ellos, o temes que despilfarre todo tu patrimonio? ¿Quieres desheredarle? ¿Te has divorciado y temes que tu “ex” termine quedándose con los bienes que hereden tus hijos? ¿Te preocupa quién cuidará de tus hijos si tú y tu cónyuge fallecéis repentinamente? ¿Te vas de viaje y quieres dejarlo todo bien “atado”? No crees que sería conveniente en estos casos OTORGAR TESTAMENTO? Analizar conceptos fundamentales del Derecho de Sucesiones y su impacto en los Seguros de Vida y Accidentes. Algunos autores, como , consideran que en estos casos el heredero aceptante goza de responsabilidad intra vires hereditatis, es decir, que de las deudas y cargas de la herencia sólo responde con lo recibido “sin necesidad alguna de pedir el beneficio ni de hacer el inventario ni de quedar sujeto el heredero o la sucesión a ninguno de los trámites o efectos de la herencia beneficiaria”.

El acto de formación de inventario se celebrará una vez citados los acreedores (conocidos) del fallecido y los legatarios, así como el cónyuge, herederos y parientes que pudieran tener algún derecho en la herencia en función del grado de parentesco. No será de aplicación a la partición así realizada lo dispuesto en el artículo 843 y en el párrafo primero del artículo 844. A nuestro juicio, debemos colmar la laguna partiendo de que estamos en presencia de una herencia yacente y las normas que la legislación, fundamentalmente Cc y LEC, aplica a esta situación. Sólo en su caso la protección del derecho de los herederos forzosos, si los hubiera, obligaría a inventariar y valorar los bienes y deudas (operaciones que por cierto la DGRN considera no necesarias en ese caso en el que ciertamente no había legitimarios) pero sólo por razón de la propia naturaleza “ pars bonorum “ de la legítima y de la doctrina clásica del propio Centro Directivo sobre cómo la protección del legitimario se desarrolla en la partición. Posteriormente, la plasmación de esos porcentajes en bienes o derechos concretos.

Una vez ordenado que por falta de testamento la sucesión del causante se defiera por la ley, la función supletoria de ésta es evidente y natural, una vez se aclare qué se entiende por “falta de testamento. La jurisprudencia menor parece inclinarse por esta postura: la AP de Cádiz en S de 26 de febrero de 1999 en base justamente al art 992 y 166,2º CC señala que siempre será la aceptación a BI; en igual sentido y con cita del último precepto se manifiesta la AP de Pontevedra en S de 28 de enero de 1998, así como la AP de Salamanca en S de 23 de diciembre de 2005. En el caso que el difunto no tenga ninguno de los parientes antes indicados, en definitiva, si muere sin testamento y sin parientes, hereda al Estado. La regla general es que el inventario habrá de comenzarse dentro de los treinta días siguientes a la citación de los acreedores y legatarios y deberá terminarse dentro de los sesenta días siguientes a aquel en que se hubiere comenzado. Por ello es importante la presencia de un profesional en esta materia para mediar en los litigios entre los lazos familiares.

En ausencia de bienes responde de la misma aquellas personas que en vida del difunto habrán tenido obligación de alimentarle que conforme a los arts 143 y 144 CC son, por este orden, el cónyuge, los descendientes, los ascendientes y los hermanos. Es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos. En Cataluña, por ejemplo, el artículo 461-15 de la Ley 10/2008 de 10 de julio que el inventario debe tomarse en el plazo de seis meses a contar del momento en que el heredero conoce o puede razonablemente conocer la delación. El testador no podrá disponer libremente del tercio de legítima estricta, estando ésta destinada a los descendientes, ascendientes y colaterales. Aceptada la herencia a beneficio de inventario ¿hasta dónde alcanza la responsabilidad del aceptante? El apartado 1º del artículo 1.023 del CC dispone que: ?El heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia sino hasta donde alcancen los bienes de la misma?. Así, literalmente, el 1º párrafo del artículo 1.014 establece que ?el heredero que tenga en su poder los bienes de la herencia o parte de ellos y quiera utilizar el beneficio de inventario o el derecho de deliberar, deberá manifestarlo al Juez competente por conocer de la testamentaría, o del ab intestato, dentro de diez días siguientes al en que supiere ser tal heredero, si reside en el lugar donde hubiese fallecido el causante de la herencia.

El heredero se acoge con esta fórmula a no renunciar a la expectativa de incorporar a su patrimonio los bienes que resten una vez satisfechas las cargas, no va a quedar obligado a pagar las deudas que excedan del valor de los bienes de la propia herencia, ni se verá confundido su patrimonio con el del fallecido. Desheredación y preterición Sucesiones legales excepcionales Comunidad hereditaria, ejecutores testamentarios y la partición Las donaciones Casos de derecho foral Fiscalidad de los seguros afectos a sucesiones y donaciones Introducción a la fiscalidad del seguro de vida El impuesto de Sucesiones y Donaciones Fiscalidad general de los Seguros de Vida En el Derecho romano a la muerte del pater familias los hijos (e hijas) a partir de este momento son sui iuris. En román paladino, es una forma de aceptar la herencia en la que tú recibes los bienes que queden, si quedan, una vez pagadas las deudas de la herencia. Como el propio autor citado reconoce la regulación de la LEC en esta materia (tanto en la anterior como en la vigente) no es la más apropiada para la tramitación del BI. Por ello difícilmente se puede mantener desde un punto de vista teórico que la falta de citación de los mismos pueda ocasionar la pérdida del beneficio de limitación responsabilidad.

Pero, en ese caso ¿No se “sabría heredero” el hijo desde el día en que comprueba en el Registro de Actos de Última Voluntad que no hay testamento? ¿Para qué esperar al inicio de la declaración? Por todo ello, en ambos casos creo que hay que interpretar ampliamente este cómputo de inicio y pensar que sólo cuando el interesado recibe la copia autorizada del último testamento, o cuando se cierra la declaración de herederos, tendremos un momento exacto para computar cuándo uno “se sabe heredero”. Finalmente hablaremos de los efectos posteriores a dicho pago.

Si el instituido como adjudicatario de la empresa familiar, fuera un extraño, y salvo que sea otra la voluntad del testador, habrá que entender que este ha sido instituido en el tercio de libre disposición, de suerte que tendrá que pagar a los demás interesados las cuotas correspondientes a los tercios de legítima estricta y de mejora. Tema central de la actuación del notario es el de las citaciones que debe practicar. De no haberlo, se deberá valorar en función del tipo de documento que se presente.

Como tal administrador y antes de la escritura de adjudicación de herencia, serás representante de la herencia para realizar actos en beneficio de la misma (demandas frente a deudores del fallecido, por ejemplo).