Cuantos más libros de derecho, mejor

Eso es lo que opinan abogados, procuradores y en general todos los profesionales liberales o agrupados en despachos profesionales, sobre los libros relativos o relacionados con el derecho, las normas y su aplicación. En el imaginario colectivo, no concebimos un despacho de abogados sin un montón de paredes llenas de libros, que por supuesto suponemos que no sólo los han leído, sino que incluso se los saben de memoria, cuando en realidad y si has tenido alguna relación con el mundo jurídico, sabemos que no se leen ni el diez por ciento de los libros que se tienen, pero que es bueno tenerlos porque nunca se sabe cuando se puede necesitar el consultarlos.

Para estos colectivos específicos relacionados con el mundo del derecho, hay editoriales como por ejemplo Ediciones Albores, que periódicamente hace ofertas puntuales para ellos, con recopilatorios actualizados tanto de legislación como de jurisprudencia, y lo que es más importante aún, con doctrina interpretativa sobre determinados aspectos jurídicos de rabiosa actualidad, y que pueden marcar la diferencia en un juicio, al aportar por ejemplo el abogado un novedoso punto de vista jurídico que no haya sido tenido en cuenta ni por la salsa ni por supuesto por el otro abogado, y ya se sabe que el proceso es un juego y que el que mejor juega, gana.

También influye en que el abogado sea uno de los mejores clientes que pueda tener una editorial, el que la compra de libros desgrava y no sólo eso, sino que además le devuelven el IVA por supuesto por compensación, con lo que hacerse con una inmensa colección de libros, a la larga sale gratis. Otra ventaja son ahora los libros en formato electrónico, que en el despacho ahorran un montón de tiempo al hacer las consultas tanto legislativas como jurisprudenciales a través del ordenador y sin necesidad siquiera de conexión a Internet, o estando fuera del despacho, desde una tablet.

Ahora los abogados pueden llevar en el bolsillo ¡los repertorios completos tanto de legislación como de jurisprudencia! cosa impensable hace apenas una década.

El progreso.