Como conseguir probar algo

Ayuda de un detective para el juicio
Cuantas mas pruebas, mejor

Dicen que el proceso es un juego, y que el que mejor juega, gana. En el derecho español no gana quien lleva la razón, sino quien consigue demostrar que la lleva, por lo que la prueba es tal vez lo más importante del proceso, y eso que tan fácil y claro parece a quien no está metido de lleno en el asunto judicial de que se trate, a los litigantes parece que es norma la de pasarlo por alto.

De entre las pruebas, los documentos notariales son los reyes de los procesos judiciales, pero los informes de un detective no le van muy a la zaga, máxime cuando es uno de los litigantes el que mejor puede asesorar a los detectives privados sobre los puntos flacos de la contraparte, sobre dónde hay que buscar, para que el otro litigante cometa un error. Error, que posiblemente incline la balanza de la justicia en favor del demandante o del demandado en dicho proceso judicial.

Cierto que los servicios de los investigadores privados no son precisamente baratos, pero como todo, es cuestión de medida el valorar si por los motivos que sean, nos va a beneficiar no sólo económicamente, sino también en términos de prestigio profesional al ganar o al menos no perder una demanda que tal vez pudiera poner en duda nuestra profesionalidad, por un error pongamos por caso, que lo mismo no nos es achacable en las situaciones o circunstancias que se están debatiendo en el proceso judicial correspondiente.

Lo mejor por supuesto, dejar el servicio de investigación en manos de profesionales como por ejemplos las de investigaciones-ara.com, y que ellos se encarguen de elaborar un informe con todas aquellas circunstancias que a su leal saber y entender pudieran influir en la determinación de los hechos que se están debatiendo en sede judicial.

Que a un juez, cuando más fácil le pongamos las cosas, más posibilidades tenemos de obtener una resolución favorable a nuestras pretensiones.